Vinos frescos para el verano

Vinos frescos para el verano

En estos calurosos días de verano, los platos de cuchara como el cocido, la fabada, los callos, etc. se toman unas merecidas vacaciones para huir de las altas temperaturas y en su lugar aterrizan en nuestros paladares otros sabores mucho más frescos.

El verano cambia sustancialmente nuestros hábitos no solo en la alimentación, también en la elección de los vinos. Los reyes del verano como el salmorejo, el ajo blanco, la ensalada o el “pescaito frito” piden el testigo a vinos frescos para hagan más placenteras nuestras comidas.

Un buen maridaje entre vino y comida nos brindará todo un abanico de sensaciones y buenos recuerdos que sin duda querremos volver a repetir. A continuación te dejamos con una selección de platos veraniegos y vinos frescos para acompañar:

Ensaladas y salpicones

Anteriormente ya dejamos constancia sobre el maridaje de vino y ensaladas en este blog, por lo que si te la perdiste, ahora es el momento.

Desde la clásica ensalada, hasta la ensalada de pasta, con aderezos de salsas, la pipirrana, etc. Para esta ocasión, volvemos a optar por el vino blanco Otazu Chardonnay 2015, una delicia que combina a las mil maravillas con casi cualquier ensalada gracias a la gran frescura que aportan sus notas frutales a manzanas ácidas y cítricos.

Sopas frías

El gazpacho, el salmorejo o el ajo blanco son algunos de los teloneros ineludibles de la temporada, cuyos ingredientes esenciales son el ajo, la sal, el aceite de oliva o el vinagre, cuidado con este último, sabores muy potentes que igualmente nos pedirían un vino fresco y con carácter para hacerles frente.

Las sopas frías, al ser tan refrescantes y líquidas (esto depende de la cantidad de pan que incluyan) pueden tomarse perfectamente solas pero si nos empeñamos, proponemos un manzanilla servido por debajo de los 10ºC, un vino blanco elaborado con uva palomino que nos ayudará a encontrar un equilibrio de sabores, sin que uno destaque por encima del otro.

Arroces

Otro plato con toque “marinero” que tampoco falta en muchas vacaciones del verano. Además del arroz, los ingredientes que reinan este suculento plato provienen del mar: la jibia, las gambas, las cigalas, los mejillones, etc.

Para una paella marinera podemos optar por vinos blancos o rosados que aporten suavidad sin destacar por encima del plato. Para empezar no puede faltar el clásico albariño, un caldo que puede encajar muy bien con los arroces aportando frescura a nuestro paladar en cada trago.

Pescaito frito

El último de los cabeza de cartel en cualquier almuerzo o cena de verano: sardinas, boquerones, puntillitas, adobo, pulpo o la clásica fritura. Todos ellos tienen en común el rebozado de harina, el aceite y la sal, a excepción de las sardinas que se cocinan en espetos y requieren únicamente de sal.

De base, el pescaito frito es un plato bastante graso debido a su forma de elaboración y a la abundante sal, por este motivo suele ser un buen compañero de la cerveza para calmar la incipiente sed.

Nuevamente recomendamos la elección de un blanco suave que sirva de complemento a los sabores del pescado, si buscamos un caldo característico por su acidez y gran frescura, podemos optar por un Verdejo, una elección que seguro no nos defraudará.

Otras entradas para degustar...
Si estás aquí, sabemos que eres un amante del vino y, ¿qué amante del vino
Por fin llega el verano y, con él, las altas temperaturas. Ya dejamos a un
Madre no hay más que una y no hace falta decir que todo lo que
El próximo domingo 19 de marzo se celebra el Día del Padre, una fecha especial
Ya está aquí, ya llegó San Valentín. Una cita ineludible del calendario en la que
Un año más la navidad ha llegado a nuestras vidas y con ella un sinfín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *